Buquedas

Cargando...

viernes, 18 de marzo de 2011

¿Desde que edad los niños deben ir en silla de seguridad?

Desde recién nacidos, al irse de alta desde la maternidad a su casa. Todos los niños deben ir en sillas adecuadas a su peso e instaladas de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

En la medida que los niños van creciendo las sillas se dividen en:

(para recién nacidos hasta los 10 kilos)
Las sillas que corresponden a este grupo siempre se instalan tras el asiento del copiloto, mirando en dirección contraria a la del auto, en una posición inclinada (45°). Esto porque el cuello del lactante es aún muy débil para sostener la cabeza. Están equipadas con un arnés de seguridad, de 5 puntas, que sujeta al menor.
(para niños entre 9 y 18 kilos)
Estas sillas se instalan en el asiento trasero, mirando hacia delante y en posición erguida. Al igual que las sillas del grupo 0, poseen un arnés de seguridad con elementos ajustables para la correcta posición de sus correas, cuyo lugar de salida se regula según el tamaño del niño. Estas sillas se sujetan al asiento del vehículo a través del cinturón de seguridad.
(para niños entre 15 y 25 kilos)
(para niños entre 24 y 36 kilos)

Estas sillas, también llamadas “booster”, se instalan en el asiento trasero, mirando hacia delante y permiten varios tipos de fijaciones.

Incorporan un arnés de seguridad para fijar al niño hasta cuando tiene una altura de 1.10 metros aproximadamente.

Están diseñadas para orientar el cinturón de seguridad del vehículo hacia el hombro y las caderas del menor, que son las zonas donde su sujeción es realmente efectiva en caso de accidente.

Sobrepasando esa altura, el niño debe ir sentado utilizando el cinturón de seguridad del vehículo directamente.

Se ha comprobado que los asientos infantiles de seguridad son eficaces en más de un 70% para prevenir la muerte y lesiones graves. Para que sean efectivos deben utilizarse correctamente.

Recomendaciones generales

Sobre sillas de seguridad y transporte de niños

Nunca adquiera una silla de seguridad usada o que haya participado en una colisión, ya que podría estar dañada estructuralmente.

Lea cuidadosamente las instrucciones de instalación de la silla para niños, recuerde que si se coloca defectuosamente pierde gran parte de su efecto protector. No utilice intervenciones caseras, solamente las piezas entregadas por el fabricante.

Evite que las correas del arnés de la silla queden torcidas cuando siente a su niño. No coloque las correas detrás de la espalda ni debajo del brazo, pueden causar daño en un accidente.

Las correas superiores del arnés de seguridad de la silla deben pasar sobre los hombros del pequeño, utilice los ajustes de la silla para conseguir esta posición.

Ubique la silla en el asiento trasero, en el espacio central si tiene cinturón de seguridad de tres puntas. Compruebe que la sujeción de la silla al vehículo sea lo más firme posible.

No exponga la silla a altas temperaturas, algunos materiales pueden calentarse y dañar al niño.

Compruebe la calidad del cinturón de seguridad del automóvil, ya que constituye la fijación de la silla al vehículo.

No utilice elementos no incluidos por el fabricante, como cubiertas para las correas, frazadas, cojines, etc. Estos pueden interferir con el ajuste correcto entre el niño y la silla.

El cuerpo del menor debe quedar bien apretado a la silla, debe caber un dedo entre la correa y el pecho.

Un niño NUNCA debe ser dejado sin observación en una silla de seguridad.

Los niños deben ser transportados en el asiento trasero del vehículo. Nunca lleve menores de 10 años en el asiento delantero.

No viaje con niños en brazos.

No comparta el cinturón de seguridad con el niño. El uso compartido, niño sobre el adulto, está descrito como la posición más peligrosa del cinturón de seguridad, y provoca severos daños. El adulto aplasta al niño contra el cinturón realizando un efecto cuchillo.

Evite transportar niños en la parte posterior de las camionetas o en la tercera corrida de asientos de los station wagon, ya que estas zonas están preparadas para absorber energía en caso de impacto trasero.

Evite transportar objetos contundentes sueltos al interior del vehículo. En caso de accidentes estos elementos se transforman en verdaderos “proyectiles”.

Use USTED su cinturón de seguridad. Los niños aprenden con el ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada