Buquedas

Cargando...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Cinturon de Seguridad

El cinturón de seguridad, se debe usar siempre que se maneje, sin importar a la velocidad que se viaje. Esta comprobado estadísticamente que 7 de cada 10 accidentes de tránsito ocurren a menos de 50Kms./h.; esto tiene importancia si tenemos en cuenta que una colisión a 30 Kms/h puede ser en muchos casos fatal para el conductor y que una a 10 kms/h pueden causar lesiones leves y faciales. En zonas urbanas el uso del cinturón de seguridad evita el 90% de lesiones y el 70% de las muertes. En caso de accidente, el vehículo sufre una retención enorme, causando que los ocupantes tiendan a seguir impulsados a la misma velocidad hasta que algo los detenga.
El cinturón de seguridad, es un elemento que no se puede dejar de usar en toda conducción segura; en muchos casos se cree posible resistir al impacto de un accidente con solo afirmar bien los brazos y piernas en el momento del impacto, pero esto es imposible. Un impacto a solo 20 kms./h. ejerce una fuerza contraria 6 o 7 veces superior al peso de la persona, esto es algo como 400 kg. de presión contra 50 o 60 kg. que resisten los brazos y 100 o 130kg. que resisten las piernas. Una colisión a 50kms/h es equivalente a caer desde un 3° piso y una a 100kms/h es como caer de un 10° piso.
Para comprender la importancia del cinturón de seguridad es necesario saber qué ocurre dentro del vehículo durante un accidente. En realidad se producen dos impactos: el primero es el choque o colisión como tal, y el segundo, producido como reacción, es el choque de los ocupantes del vehículo con el vidrio del parabrisas, e incluso fuera del auto. Este segundo impacto es el que causa las lesiones, o la muerte. Las estadísticas demuestran que una persona despedida fuera del vehículo tiene 5 veces más probabilidades de ser muerta que aquélla que permanece en el interior del vehículo.
Porque al estar dentro de un vehículo, sus ocupantes se desplazan, sin sentirlo, a la misma velocidad que él. En un choque o colisión el vehículo se detiene inesperada y violentamente por el primer impacto, mientras sus ocupantes siguen "viajando" a la misma velocidad original que se desplazaban; ninguna fuerza actúa sobre ellos para detenerlos, hasta que se estrellan contra el volante, los vidrios o el panel de instrumentos; éste es el segundo impacto. Un golpe de este tipo yendo a sólo 50 km/hr equivale a caer de boca desde el segundo piso de un edificio.
El cinturón de seguridad protege al individuo porque impide que se golpee y evita así las lesiones causadas por el segundo impacto.
Investigaciones internacionales han demostrado que mientras aumenta el uso del cinturón de seguridad, disminuyen tanto las víctimas fatales como las lesiones a consecuencia de los accidentes de tránsito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada